Casos de éxito

Asociación de Hoteles La Romana Bayahibe

Asociación de Hoteles La Romana Bayahibe, un destino turístico comprometido con la sostenibilidad

Las zonas de Bayahibe y La Romana, en República Dominicana, tienen una larga tradición de compromiso con la sustentabilidad y el ambiente. Fue en  Bayahibe donde se izó la primera Bandera Azul en América en el 2004. Es por esto que la Asociación de Hoteles La Romana Bayahibe no dudó en unirse a los esfuerzos de protección y restauración de los arrecifes coralinos cuando FUNDEMAR les propuso una alianza en el 2011.

 

“Desde que iniciamos en la Asociación tuvimos una visión y una posición firme de que todos los hoteles debían apoyar iniciativas de carácter ambiental. Es una política del destino”. Así explica Ana García-Sotoca, directora de la Asociación de Hoteles y del Clúster Turístico de Romana Bayahíbe, el entusiasmo de los hoteles de la zona por el proyecto de restauración coralina.

En el 2011, la Fundación Dominicana de Estudios Marinos (FUNDEMAR) buscó apoyo de la Asociación para colocar viveros de coral en las playas de la zona. La participación fue masiva. Cada uno de los hoteles adoptó un vivero, haciéndose cargo de su mantenimiento en alianza con los centros de buceo de cada uno de los hoteles.

Según García-Sotoca, entre los empresarios existe una gran conciencia acerca de la importancia de los arrecifes de coral para la supervivencia de la zona y su desarrollo económico: “Sin corales sanos no tenemos playa y al final nuestro mayor atractivo, -por lo que nos visitan los turistas-, son nuestras playas. Si no tenemos arrecifes de coral, perdemos nuestro negocio. Entonces desde muy pronto hemos sido conscientes de la importancia de esto y ningún hotel ha dudado en apoyar.”

Una de las claves de su éxito ha sido expandir este compromiso a más actores de la zona a través de la información: “Se cuida aquello que se conoce, así que empezamos por la educación para que la gente fuera consciente de la importancia de nuestros corales, de su conservación, de su protección y de la importancia del proyecto que estábamos llevando a cabo” explica García-Sotoca.

A través de la Asociación se coordinan capacitaciones constantes, impartidas por FUNDEMAR, que están dirigidas a pequeños empresarios de la zona y a colaboradores de los hoteles. Con esto buscan aumentar la motivación y el compromiso de todos los actores involucrados en el proyecto, principalmente aquellos que tienen trato con los turistas y que pueden transmitirles la preocupación por la situación de los arrecifes de coral.

Una tercera línea de apoyo de la Asociación es por medio de donaciones económicas que dan mensualmente sus asociados a FUNDEMAR para promover el crecimiento de los programas de cultivo y trasplante de corales.

García-Sotoca indica que el proyecto ha sido de gran beneficio para los continuos esfuerzos de posicionamiento de  Bayahíbe y La Romana como destinos sostenibles y ambientalmente responsables. Gracias a la coordinación de la Asociación, se ha logrado poner en práctica de manera masiva una gran variedad de esfuerzos para la protección de los recursos naturales, que además de mantener la riqueza ecológica de la zona, atraen a visitantes comprometidos con un turismo responsable. De esta manera, la Asociación de Hoteles La Romana Bayahíbe da muestra de cómo a partir de la educación, es posible movilizar a una gran cantidad de personas y empresas por un proyecto que va en su propio beneficio y el del destino como conjunto.

___________

El presente artículo se desarrolló en el marco del Programa Biodiversidad y Negocios en América Central y República Dominicana: contribución del sector turístico en la conservación de la biodiversidad marino- costera del mar Caribe, desarrollado por de la Unión Europea y el Ministerio Federal Alemán de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ), e implementado por la Cooperación alemana para el desarrollo, GIZ.