Casos de éxito

Scuba Caribe

Scuba Caribe, una empresa enamorada del océano

Los arrecifes de coral son el sitio preferido de buceadores para encontrar un espectáculo multicolor marino. Verdaderamente no habría buceo sin corales. Scuba Caribe ha sabido comprender esta realidad, y ha convertido la restauración de los arrecifes de coral en una de sus estrategias a largo plazo. ¿Su motivación?: El amor por el océano.

Scuba Caribe es una empresa especializada en buceo y otras actividades marinas. Ofrece sus servicios en 17 destinos a lo largo de nueve países y cotidianamente recibe clientes de todo el mundo atraídos por las maravillas del mar. Soledad Del Pino, fundadora del programa de conservación en República Dominicana,  explica cómo la visión de Scuba Caribe de conservar el océano es materializada en un compromiso que involucra tanto a los altos directivos de la empresa como a sus empleados.

La empresa administra uno de los nueve viveros de coral pertenecientes a la Fundación Dominicana de Estudios Marinos (FUNDEMAR). En este vivero, ubicado en la localidad de Bayahibe, se cosechan los fragmentos de coral que luego son trasplantados en los arrecifes para promover su reproducción natural.

Scuba Caribe donó la estructura para la creación del vivero, y sus colaboradores, buceadores, biólogos y otros profesionales, donan regularmente su tiempo para asegurar el mantenimiento de los fragmentos de coral. La empresa también busca difundir entre sus clientes la importancia de los corales para la protección de las costas y para la supervivencia de los ecosistemas submarinos. Según explica Del Pino:

“Nosotros participamos, no solamente como voluntarios, sino que también involucramos a nuestros clientes. Siempre los días 10, 20 y 30 de cada mes vamos a nuestro vivero junto con nuestros clientes para hacer todos los trabajos de mantenimiento junto con ellos. También hacemos un trabajo de educación.” 

En efecto, previo a la visita al vivero, los clientes tienen la oportunidad de asistir a un curso en el que aprenden acerca de los arrecifes de coral, su importancia, su situación de peligro y los mecanismos de restauración.

Además de la administración permanente del vivero, Scuba Caribe participa una vez al año en la campaña Coral Manía, organizada por FUNDEMAR. Esta actividad reúne a diversas empresas y voluntarios para hacer un trasplante masivo de fragmentos de coral en los arrecifes. Según indica Del Pino, en el 2019, se trasplantaron 1350 fragmentos de coral tipo Acropora Cervicornis en el arrecife de Bayahibe, de los cuales 400 fueron extraídos del vivero de Scuba Caribe. Además de esto, la empresa también le facilita sin costo a FUNDEMAR equipos de buceo, tanques y barcos para este tipo de actividades de trasplante de corales.

Scuba Caribe se preocupa de que sus operaciones empresariales estén en armonía con el ambiente: sus botes no utilizan anclas, ya que destruyen los arrecifes coralinos, sino que prefieren utilizar boyas marinas. Además, limpian sus barcos con productos biodegradables. También son parte de la campaña Dive Against Debris (Bucea Contra Escombros) de Project Aware, una organización sin fines de lucro que trabaja con buzos voluntarios, que consiste en recolectar basura del océano por medio del buceo. Lo que se colecta es reportado a Project Aware y estos datos son utilizados en una encuesta mundial de basura en el océano.

Del Pino explica que aún falta mucho por hacer, principalmente en términos de educación para involucrar a más personas y empresas en las acciones de conservación. Según la bióloga, la difusión de información acerca del rol crítico que juegan los corales para la supervivencia de las costas y su diversidad de especies marinas, puede persuadir a los visitantes para que prefieran empresas turísticas con programas de protección y restauración coralina y para que participen directamente en estas actividades.  

Mientras tanto, la empresa Scuba Caribe y sus colaboradores se comprometen cada día más con el océano. Su motivación viene de conocer la importancia de estas acciones de restauración para mantener vivo su negocio y para proteger el espectáculo marino del que disfrutan sus visitantes. 
 

___________


El presente artículo se desarrolló en el marco del Programa Biodiversidad y Negocios en América Central y República Dominicana: contribución del sector turístico en la conservación de la biodiversidad marino- costera del mar Caribe, desarrollado por de la Unión Europea y el Ministerio Federal Alemán de Cooperación Económica y Desarrollo (BMZ), e implementado por la Cooperación alemana para el desarrollo, GIZ.