¿Quiénes somos?

Historia

En el 2004, el Dr. Austin Bowden-Kerby trabajó para la ONG estadounidense Counterpart International, en dónde comenzó la Iniciativa de jardines de coral para el Caribe, con sitios establecidos en Jamaica, Honduras y República Dominicana. La Iniciativa Jardines de Coral utilizó la replantación de corales y los corales como una herramienta para involucrar a grupos de múltiples partes interesadas en la conservación de los arrecifes de coral y para aumentar los niveles de concienciación en las comunidades y la industria turística.

El programa del Caribe se centró en la propagación y restauración de la especie amenazada coral staghorn, como un punto de acción común. Su objetivo no era replantar grandes secciones del arrecife de coral, sino promover la recuperación natural de la especie a través de episodios exitosos de reproducción sexual de corales genéticamente diversos y criados en viveros. En República Dominicana, se seleccionaron dos sitios iniciales: uno en la comunidad de Sosúa , Puerto Plata y el otro en Punta Cana, La Altagracia, en el lado este del país.

En el 2009, la Fundación Grupo Puntacana, institución administradora de la guardería en Punta Cana, firmó un acuerdo con el Dr. Diego Lirman de la Universidad de Miami y Counterpart International para ampliar los esfuerzos de restauración en el país. Una de las primeras acciones fue capacitar a otras instituciones interesadas y organizaciones comunitarias en técnicas de jardinería de coral. Lo que antes era un pequeño programa de restauración, creció en un tema popular en República Dominicana y para el año 2014, se registraron más de 15 viveros de coral en todo el país.

Sin embargo, esta rápida expansión condujo a una disminución en la calidad del trabajo y la aparición de viveros de coral ilícitos por parte de instituciones oportunistas e individuos que establecieron los viveros como un truco de ingresos y consultorías pagadas; a menudo abandonando los viveros o trabajando sin permiso legal.

Esta rápida expansión comenzó a afectar el programa de restauración nacional y dio lugar a que diversas instituciones pioneras buscaran crear un mecanismo con un alto estándar de calidad, bien documentado, con evaluaciones de rendimiento basadas en parámetros oficiales y una estructura de gestión de viveros. Las dos instituciones líderes y Counterpart International ofrecieron liderar el camino en la formación de dicha estructura de gestión y comenzaron conversaciones que conducirían a la formación del Consorcio Dominicano de Restauración Costera que existe hoy en día.

El Consorcio Dominicano de Restauración Costera (CDRC) se creó el 15 de febrero de 2017 como un acuerdo de colaboración entre tres instituciones locales, incluida la Fundación Grupo Puntacana (FGPC), la Fundación Dominicana para Estudios Marinos (FUNDEMAR) y Counterpart International (CPI). El CDRC surge ante la necesidad de administrar mejor los viveros de coral, facilitar el intercambio de información y la estandarización de procedimientos y protocolos en República Dominicana .

Actualmente, el CDRC es la institución líder en los esfuerzos de restauración de coral en República Dominicana y a nivel regional.

Un total de 10 viveros de coral son monitoreados y administrados por el CDRC; utilizando los mejores equipos disponibles y utilizando parámetros para la evaluación de cada vivero miembro. Estos protocolos y estándares utilizados se comparten a través de una plataforma digital para la recopilación de datos, informes e información.

 

Misión

Conservar y restaurar la biodiversidad de los ecosistemas de arrecife de coral, la mejora de la capacidad de recuperación ambiental y social hacia los impactos del cambio climático y otros factores degradantes en República Dominicana, a través de la restauración de las estructuras de los arrecifes de coral y especies asociadas, y la aplicación de enfoques prácticos en los que las comunidades puedan participar activamente.

 

Visión

Establecer, mantener y ampliar la red de viveros de coral en colaboración con las comunidades e instituciones locales para así aumentar las poblaciones de especies de coral que se encuentran amenazadas.

 

Metas

  • Trabajar con el fin de aumentar las poblaciones de especies de coral amenazadas en áreas seleccionadas de República Dominicana.
  • Fortalecer la conservación y preservación de los servicios ambientales asociados a los arrecifes de coral.
  • Empoderar a las comunidades locales en el desarrollo de actividades alternativas para la generación de ingresos que giren en torno a los viveros de coral y al turismo, para así mismo, para aumentar su interés en la conservación de los arrecifes de coral.
  • Promover el intercambio de conocimientos entre profesionales, las instituciones académicas y organizaciones nacionales e internacionales.
  • Institucionalizar el CDRC como el grupo líder en restauración de corales en República Dominicana y como un ente de apoyo en la toma de decisiones con el Ministerio de Ambiente.

 

Objetivos

  • Establecer una red de viveros de coral en República Dominicana que cumpla con los estándares más altos posibles.
  • Desarrollar medidas paramétricas y procedimientos estandarizados para la configuración, el mantenimiento, la recopilación de datos, la plantación, el intercambio de información y el desempeño de los viveros.
  • Proporcionar resultados de desempeño de la red de viveros de coral que contribuyan en la toma de decisiones del Ministerio de Ambiente.